La extraña relación entre tu identidad y tu trabajo

on

Hace unos años, durante un periodo de transición entre trabajos, fui a un curso de meditación silenciosa.

Antes del comienzo del curso, y mientras podíamos hablar, el profesor nos preguntó a los participantes que contáramos quienes éramos.

Muchos de los participantes contestaron a esta pregunta diciendo “Me llamo Jaime y soy profesor de instituto”, “Me llamo Maria y soy programador en una startup”.   Lo que me llamó la atención de estas respuestas fue que a la respuesta de quien eres la respuesta que la gente respondió fue soy «mi profesión».

Cuando llegó el turno de presentarme, yo dije “Me llamo Alex, ahora mismo no estoy trabajando, y desearía que mi trabajo no sea el que defina quién soy”. Todo el mundo se giró para mirarme, y fue en ese momento en el que comenzó el curso de meditación en silencio.

La pregunta pasó a la historia de anécdotas curiosas en mi vida, pero la respuesta de porqué la gente asoció su identidad (quien eres) con su trabajo (que hago para ganar dinero) nunca me abandonó y aún hoy me sigue asombrando poderosamente.

Los años y mi experiencia en el mundo del Coaching de Cambio de Carrera Profesional, me ha dado algunas respuesta a mi pregunta, que espero contestar en este artículo.

Tu trabajo dice mucho de quien eres

Aunque no te des cuenta, de que trabajas y lo que haces dice mucho de ti.  Yo era totalmente inconsciente de esto en mi vida, hasta que lo vi con claridad en dos momentos profesionales concretos.

El primero fue la época trabajando para Telefónica Digital en Londres. Cuando la gente me preguntaba “¿De qué trabajas?”, de mi boca salían las palabras “Telefónica Digital” y “Productos Globales”. Al decir estas palabras podía ver la cara de admiración de la gente. No hacía falta decir mucho más. La asociación en la mente de las personas con estas palabras eran muchas y muy rápidas. Algunas de las obvias eran “gran compañía de telecomunicaciones”, “millones de usuarios”, “empresa global”.

El segundo momento fue la época justo después de Telefónica y antes de entrar en First Data. En esta época no estaba trabajando. Recuerdo haber ido a un evento de networking en donde tenía que poner mi nombre y la empresa en la que trabajabas en una pegatina. Esto estaba diseñado para “romper el hielo” durante el networking. En ese momento profesional Telefónica ya no era parte de quien yo era. Fue ahí donde, delante de una pegatita, donde sentí un vacío laborar que fue muy difícil de digerir.

La sensación de grandeza y la sensación de vacío no se explican con la respuesta a la pregunta “¿que haces para ganar dinero?”. Todo indica que debe ser algo más profundo.

Fue después, trabajando con un coach de carrera profesional, que pude darme cuenta que ese vacío respondía a una pregunta más profunda relacionada con mi identidad. Si no soy “Telefónica”, ¿quien soy?

Un cambio de carrera es un cambio de identidad

Quizás estés empezando a ver de una manera más clara que lo que haces para ganar dinero y quien eres puede que estén más relacionados de lo que pensabas.

Nadie lo plantea. Nadie lo habla. Ni siquiera se intuye. Pero la realidad es que tu carrera profesional habla mucho de quien eres.

Trabajar en un gran banco internacional o sirviendo hamburguesas en McDonalds crea la historia que tienes en tu cabeza sobre quien eres.  Y no podemos decir que sea tu culpa. La gente que te rodea tiene muchas asociaciones son esos dos trabajos, y de manera inconsciente también ellos te colocan etiquetas en su mente asociadas a tu trabajo.

Para poder hacer un cambio de profesión, no sólo necesitas formación. Además de formarte necesitas ser capaz de cambiar la historia de quien eres y lo que puedes llegar a hacer y ser profesionalmente hablando.

No puedes ser lo que no puedes ver

El problema que existe cuando estás en un trabajo que sientes que no encaja con tus valores, talentos y habilidades es que tu identidad laboral está totalmente disociada con tu identidad fuera del trabajo.

El siguiente paso natural para alinear tu identidad y lo que haces para ganar dinero es cambiar de trabajo. Pero el problema con esta solución es que el tipo de trabajo seguramente siga siendo en la misma linea a lo que estás haciendo.

Al cambiar de un gran banco como el Santander a otro banco como el BBVA, puede que haya cambio de salario y compañeros, pero lo que haces en el día a día y lo que dice quien eres en tu trabajo seguramente siga siendo lo mismo.

La realidad del cambio de carrera profesional es que fundamentalmente no puedes ser lo que no puedes ver.

Y si toda tu red de contactos trabaja en la banca, las posibilidades profesionales que te ofrece el mercado laboral seguramente no se saldrán de esta realidad.

Cómo hacer la transición de tu identidad profesional

Si no puedes ser lo que no puedes ver, y la red de contactos que tienes actualmente va a ser la única realidad que ves.

La forma de empezar a ver otras realidades es extender tu red de contactos para poder ver nuevas posibilidades de trabajo.

El concepto que necesitas tener claro es que el cambio profesional no sólo es un cambio profesional sino que en realidad a lo que nos estamos enfrentando es a una transición de nuestra identidad profesional.

Y para poder hacer esta transición, los pasos son los siguientes:

  • Explorar posibles nuevas identidades
  • Experimentar cómo nos sentimos con la nueva identidad
  • Asentar cambios profundos en nuestra identidad profesional

Veamos ahora cada uno de estos pasos en más detalle.

Explorar posibles nuevas identidades

La mejor forma de entrar en contacto con otras identidades profesionales expandir tu red de contactos.

Específicamente, el segundo nivel de tu red de contactos (los contactos de tus contactos), que puede sumar los miles de personas, tiene especial importancia en este proceso. En ella puedes explorar y encontrar diferentes posibles trabajos que ni siquiera sepas que existen.

El objetivo de este primer paso de la exploración es responder a la pregunta ¿En quién podría llegar a convertirme profesionalmente hablando?¿Que tipo de trabajo me inspira y siento que me haría feliz?

Al empezar a mover los contactos de tus contactos, podrás empezar a conectar con otros profesionales fuera de lo que actualmente conoces.

Esto te permitirá entender de primera mano que es exactamente el trabajo que hacen y gracias a ello vas a poder descubrir a un nivel más profundo si este tipo de trabajo resuena con tu personalidad.

Dicho de otra forma, podrás empezar a responder a la pregunta ¿Cómo sería hacer este trabajo?

Experimentar cómo nos sentimos con una nueva identidad

El segundo paso para una transición de identidad profesional es empezar a experimentar lo que se siente al estar en esta nueva identidad.

Hay diversas formas de poder experimentar estas nuevas identidades profesionales que vamos descubriendo. A continuación algunas sugerencias de lo que podrías hacer.

  • Entrevista informativa: Ya sea por llamada telefónica o en persona, este es un tipo de entrevista en la que puedes informarte de cómo es para la otra persona el trabajo que hace. Esta entrevista no está pensada para la obtención de trabajo, sino que lo que busca es entender cómo es trabajar en este trabajo de primera mano. Podrás, comprender, entre otras cosas, cuales son los retos y gratificaciones de la profesión, que se hace en el día a día, que tipo de clientes y que retos traen dichos clientes a este modelo de trabajo,
  • Trabajo voluntario: Trabajar de manera voluntaria en un sector que no conoces te puede dar una experiencia única para saber qué es lo que se hace en este sector y cómo te sientes trabajando en él. Puede ser una experiencia de un día o unos meses. Lo importante es acotarlo en el tiempo y tomarlo como lo que es: Una experiencia para probar que se siente en un sector nuevo al que te sientes atraído.
  • Ver que hace un profesional en su trabajo:  En inglés se llama shadowing, que viene a traducirse como “ser la sombra de alguien”. El objetivo aquí es hacer un seguimiento de lo que hace un profesional en el día a día de su trabajo, y comprobar de primera mano si eso que hace en su día a día tiene resonancia contigo.

Para ser muy claro y explícito sobre lo que esta fase no es, quería apuntar a actividades seguramente estés tentado a hacer, y que está comprobado no funcionan en el contexto de cambio de identidad profesional.

  • Buscar en google: Por mucho que busques, la experiencia que tendrás leyendo un blog o leyendo sobre una empresa no se puede comparar a que tendrás teniendo una conversación con alguien que ya se encuentra en este sector, trabajando en ese sector o viendo a alguien desarrollar su trabajo.
  • Mirar ofertas de trabajo en portales online: Esta opción tampoco funciona, ya que estarás viendo trabajos a los cuales no te sientes atraídos, o trabajos a los que te sientes atraídos pero sentirás que no tienes ninguna posibilidad de acceso a dicho mercado

Estas dos actividades desmotivan, frustran, y dejan un agrio sabor de boca ya que la sensación es que no es posible escapar de tu actual sector y tipo de trabajo que desarrollas actualmente.

Asentar un cambio profundo

El tercer paso de esta exploración vamos a empezar a descubrir nuestra afinidad a las nuevas posibles identidades profesionales que vamos descubriendo.

Dicho de otra forma, en cada interacción con un profesional, en cada experiencia que vayas teniendo en nuevas áreas de trabajo, vas a empezar a descubrir cuales son el tipo de profesiones y actividades que te atraen, te dan energía y te hacen sentir conectado y vivo.

Y también vas ver la otra cara de esta realidad. Esto quiere decir que también vas a descubrir que trabajos y actividades te quitan energía, te aburren y te hacen sentir pesado y desmotivado.

A medida que toda esta información se va asentando, empezarán a emerger nuevas posibilidades laborales, y empezarás a saber a un nivel profundo cuales son las identidades que funcionan para ti.

Pasa a la acción

Te animo a que, si has llegado hasta el final de este artículo y te sientas identificado con el contenido, aproveches la oportunidad y tomes la siguiente acción.

Explora posibles carreras profesionales a las que te hayas sentido atraído, y busca dentro de tu red de contactos posibles contactos de segundo nivel que estén trabajando de aquello a lo que te sientes atraído. 

La clave es buscar más de un contacto en tu red de redes del sector que te atrae.

Por ejemplo, si estás atraído al emprendimiento, busca a contactos de tus contactos que sean emprendedores.

Luego haz una lista de 5 a 10 personas que hayas identificado en tu red de redes y pide a tus contactos una introducción para poder conocer a los emprendedores identificados.  

Tener más de un contacto con el que hablar y solicitar a través de tus contactos actuales aumenta exponencialmente la posibilidad de tener más de una entrevista y tener una visión más amplia del nuevo mundo que quieres explorar.

Una vez hayas conseguido 2 a 3 entrevistas con profesionales que trabajen en profesionales a las que te sientas atraído

¡Sigue adelante y ten las entrevistas!

Mi recomendación es que vayas a estas entrevistas con una mente abierta y con mucha curiosidad. 

El objetivo es entender de primera mano que es trabajar en esta profesional que piensas pero no sabes podría llevar a ser tu trabajo ideal.

Prepara preguntas que siempre hayas querido saber, y también respeta el tiempo que has acordado usar para esta entrevista informativa.

El último paso de este proceso es poder apuntar en tu cuaderno de búsqueda de nuevas identidades profesionales como te has sentido explorando esta nueva posibilidad profesional. ¿Había resonancia con lo que la persona te contaba?¿Que te ha atraído y que no te ha gustado de esta nueva profesión?

Este es un camino de exploración en donde vas a ir descubriendo pistas que te lleven a encontrar el trabajo mejor encaja con quien tu eres.

Conclusiones

Puede que nunca antes te hayas planteado la profunda interrelación que tiene tu trabajo con tu identidad. Espero que este artículo te haya permitido tener más claridad a este respecto.

Aceptando esta nueva realidad puede llegar a ser liberador, porque ahora tienes la posibilidad de explorar más libremente no sólo una nueva carrera profesional, sino también estar abierto a preguntarte qué identidad profesional se alinea con tus habilidades, talentos y ambiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *