Cómo co-crear productos digitales con tus clientes

on

En este artículo explico cómo podemos trabajar con los usuarios de nuestros productos digitales para poder entender mejor sus necesidades, frustraciones y aspiraciones, e integrar toda esta información en los productos en los que estamos trabajando.

 

En el mundo de las startups hay una veneración casi incuestionable al mundo de los datos. No escuches lo que dice el usuario, mira los datos, los usuarios mienten.

Es verdad que los datos pueden decirnos muchas cosas que están pasando en nuestros productos digitales, como por donde se rompe nuestro embudo de conversión, si una nueva funcionalidad realmente funciona para los usuarios, y si el botón es mejor ponerlo en rojo o azul.

Pero lo que no hace el análisis de datos es conectar empáticamente con tus usuarios, y entender de verdad cuales son las necesidades que no estamos cubriendo, y en base a esta información, que cambios se podrían hacer al producto que gestionamos para mejorar la experiencia del usuario.

En este artículo explicaré algunas de las técnicas que he usado y me han servido para poder entender mejor a los usuarios de Careershifters, y adaptar algunos de nuestros productos a sus necesidades.

Ten claro quienes son tus usuarios (y quienes no lo son)

El peor error que puedes cometer es empezar una entrevista con un usuario que en realidad no es un usuario real de tu producto. Tendrás gente que ha visitado tu página o aplicación, y luego la abandona. Ese no es tu usuario.

Lo que tienes que buscar es a ese usuario que realmente representa al avatar que es tu usuario ideal del producto.

¡Si empiezas a entrevistar a una persona que no tiene nada que ver con el perfil que estás buscando, vas a acabar el proceso de descubrimiento y co-creación con más dudas que con las que empezaste!

Encuentra a tu Power User (o usuario evangelista)

Haz todo lo posible por encontrar a ese super fan de tu producto. Son esos usuarios que están tan desesperados por encontrar una solución a su problema, que no les importa pagar incluso si el producto tiene fallos, porque realmente soluciona su problema.

Lo bueno de encontrar a usuarios evangelistas es que te dirán exactamente qué funciona y que no del producto, y seguramente tenga amigos muy afines que tengan las mismas inquietudes, manías y hábitos que ellos.

Ten una conversación abierta y honesta

Parece una tontería, pero muchas veces tener una llamada ayuda a empatizar con nuestros usuarios. Ellos pueden hablar libremente sobre la experiencia del producto, y nosotros podemos escuchar y aprender de lo que se están compartiendo.

Algunos consejos que he visto funcionan son:

  • Si es con video, mejor: Las palabras dicen mucho, pero a veces dicen más las expresiones faciales y lo que te sientes los usuarios, más que lo que dicen.
  • Graba la conversación, y siempre pide consentimiento: Pide consentimiento para grabar la conversación, y cuando empieces a grabar explica al comienzo de la grabación que la conversación será grabada’
  • Siempre preguntas abiertas: Empezar por “te gusta mi producto” es una llamada al fracaso. Deja que entrevistador hable y exprese su experiencia con el producto abiertamente
  • Busca hechos, no opiniones: Preguntar “qué te parecería si ponemos un botón aquí» genera opiniones, y no es el objetivo de la entrevista (y no te preocupes, tus usuarios te darán su opinión abiertamente sin que se la pidas). Lo importante son hechos. ¿Ha recomendado la aplicación a través de Redes Sociales (esto lo podemos medir con analítica?¿Si es que no, porque no la ha recomendado (esto no)?
  • Si pueden haber 2 personas en la entrevista, mejor: Lo ideal es que hayan 2 personas durante la entrevista. Una para crear empatía y conectar con el entrevistado, y el segundo totalmente enfocado en tomar notas y entender patrones
    Haz lo posible por entrevistar a un mínimo de 5 personas: Tener a un mínimo de 5 personas (de diferentes orígenes, sexo y edad si es posible) que sean usuarios habituales ayuda a tener un comportamiento más amplio de los problemas del producto, y también te permite ver patrones que se repiten en el uso de tus productos
  • Si sois 2 personas, tened una conversación sobre la entrevista al finalizar la misma: Comentad que os ha parecido, y que puntos habéis notado patrones mientras la entrevista la entrevista esté todavía presente.
  • Revisa todas entrevistas previas cada cierto tiempo: Haced lo posible por revisar las grabaciones para ver que se os ha podido escapar durante la entrevista.

Haz cuestionarios antes, durante y después del uso del producto

Lo ideal es medir durante todo el recorrido del usuario por el embudo de producto o productos que tengas. Lo interesante es empezar a entender que incentiva al usuario a hacer lo que hace con tu producto.

Algunas preguntas a incluir:

¿Cómo has encontrado nuestro producto?
¿Qué te ha animado a comprar?
¿Hay alguna parte del producto que veas se puede mejorar?
También es muy importante poder medir cuantitativamente en el cuestionario:

De 1 a 10, ¿que te ha parecido el producto?
De 1 a 10, ¿recomendarías el producto a un amigo o conocido?
Mira que es lo que hacen

Mira que hacen los usuarios

Hay muchas formas de entender la interacción de los usuarios con tu producto. Puedes hacer un seguimiento intensivo en su día a día, les invitas a tus oficinas, o pones un software que capture el comportamiento de los usuarios, mientras hacen uso del mismo en su día a día.

El objetivo es que ellos usen el producto, y tu observes que pasa en esa interacción.

Siempre te sorprenderá averiguar comportamientos que dabas por sentados y no pasan, y otros que ni te imaginabas, y encuentras mientras haces este ejercicio.

Analiza los resultados y prioriza

Si haces todo lo explicado anteriormente, vas a tener muchísima información sobre cómo evolucionar el producto.

Lo importante ahora es dar un paso hacia atrás y poder abrir la perspectiva para poder ver que problemas son más importantes para poder empezar a priorizarlos en nuestro roadmap de producto.

Aunque a veces es un reto, mi invitación es que analices el impacto de valor monetario así como satisfacción del cliente, y empieces a poner primero los elementos que más ingresos generan o más felices hagan a tus clientes.

Y aunque parezca contradictorio, la realidad es que usuarios felices no se pasan a la competencia, y a la larga generan muchos ingresos.

Crea una funcionalidad que solucione el problema

Una vez tienes todos los datos, tienes que sentarte en la mesa de dibujo con tu equipo, y diseñar una funcionalidad que permita solucionar los problemas que han surgido en la etapa de descubrimiento.

En esta fase creas una hipótesis sobre lo cómo la funcionalidad que vas a crear soluciona el problema, analizas qué tests puedes crear para comprobar que tu hipótesis es correcta, planteas un criterio de medición y de éxito, y luego lo pasas a fase “horneado”, para poder integrar la solución al producto.

Este es un buen momento para pasar a la fase de medición y ver que la funcionalidad soluciona el problema y cumple la hipótesis que has planteado.

Integra el proceso en tu embudo de producto

Si dejas al azar esta metodología de descubrimiento con la ayuda de tus usuarios sobre formas en que puedes mejorar el producto, seguramente el día a día te coma y lo dejes para hacerlo “algún día”.

Para que ese día sea constante y una parte más del negocio, lo ideal es que lo integres en en tu funnel de usuarios.

La idea es que el producto en sí mismo esté diseñado para enviar cuestionarios, mandar entrevistas y seleccionar a personas para poder hacer un seguimiento de comportamiento.

Lo importante es que toda esta metodología está integrada en el modelo de negocio, y se use consistentemente durante todo el ciclo del producto.

Hay veces que los usuarios no tienen la respuesta

Esta bien preguntar a los usuarios, pero en muchas ocasiones el producto que necesitas crear no está en la cabeza de los usuarios. Eso es porque los usuarios no ven la estrategia detrás del producto, sino los problemas con los que se encuentras al hacer uso del los productos que creamos para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *